El fenómeno Carmena, ilustrado

Tal día como hoy, hace exactamente un año, nos encontrábamos en plena campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarían el 24 de mayo. Esta cita electoral iba a ser la primera en la que las fuerzas del cambio entrarían en las instituciones de nuestro país de una forma más o menos relevante. Una de las novedades a las que los ciudadanos nos enfrentamos aquel 24M fue unas nuevas formaciones políticas, que se presentaban a las elecciones municipales no como un sólo partido, sino como un conjunto de ellos bajo un mismo nombre. Las actualmente conocidas confluencias, que empezaron a aparecer de la mano de Podemos, IU y Equo (entre otros) el año pasado. Era una nueva fórmula electoral que, a muchos, nos tenía inquietos al no casar con los parámetros de los partidos tradicionales.

Ada Colau (Barcelona en Comú) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) en un acto onjunto en Madrid en 2015

Sigue leyendo

Anuncios

¿Qué segunda Transición ni qué niño muerto?

De una forma u otra todos sabemos que la Transición democrática que vivió nuestro país a finales de los años 70 se caracterizó por una serie de acuerdos y consensos sobre el cambio de régimen político que acabaría siendo la democracia en la que vivimos hoy. Partidos de ideologías totalmente diferentes se sentaron y establecieron unos pilares fundamentales sobre los que se construiría, entre otras cosas, la Constitución y la Ley de Reforma Política que desembocó en el final definitivo del régimen franquista. Con la aparición de nuevas formaciones políticas durante estos dos últimos años, el cambio en la forma de hacer política y unos nuevos puntos de vista críticos, tanto desde la izquierda como desde la derecha, han hecho que desde prácticamente todos los medios de comunicación se haya catalogado a estas últimas elecciones como la segunda Transición. Los acuerdos, la pluralidad política y el consenso iban a caracterizar esta nueva legislatura plagada de caras nuevas y de nuevas formas.

Puede que el curso político como tal empezara ayer con el primer pleno del Congreso de los Diputados y del Senado, pero las conversaciones para posibles acuerdos se llevan realizando desde el día después de las elecciones con más o menos resaca de la noche electoral. Varios políticos, analistas y periodistas vaticinaban multitud de posibles acuerdos. El ‘pactómetro’ de Ferreras no daba abasto. Que si una gran coalición (PP-PSOE), que si coalición de derechas (PP-Ciudadanos), que si de izquierdas (PSOE-Podemos), que si de centro (PSOE- Ciudadanos), que si cóctel (PSOE-Podemos-Ciudadanos)… Un embrollo brutal. Y lo mejor de todo es que en ninguno de los casos daban los números de forma clara. Sigue leyendo

El debate inútil

Hoy a las diez de la noche, cantidad de cadenas de televisión en nuestro país emitirán en directo la señal de la Academia de la televisión del cara a cara entre el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez. Y ya está. Cara a cara. La Academia se ha limitado a organizar un debate a dos entre las dos fuerzas políticas que componen el bipartidismo en nuestro país. Está claro y todos sabemos que estos dos partidos no son los únicos que se juegan la presidencia en las elecciones generales del próximo 20 de diciembre. Este debate, organizado por una institución aparentemente neutral y profesional (aunque las retransmisiones de sus premios Iris parezcan del ‘Un, dos, tres’) debería haber tenido en cuenta todas las fuerzas políticas potenciales a conseguir representación en el Congreso. Debería de haber sido un cara a cara a cara a cara a cara a cara a cara.

1111111

Sigue leyendo

Dos anys després… parlem de nou de Canal Nou

Tranquilos. Este artículo no estará escrito en valenciano como muchos habéis creído después de haber leído el título. Así que lo entenderéis perfectamente, queridos amigos castellanoparlantes. Era simplemente por hacer la rima cutre. Lo que seguramente no entenderéis muchos de vosotros es la reivindicación que vengo a hacer de la necesidad de una televisión pública autonómica en nuestra tierra. Muchos pensaréis que es un pozo sin fondo de dinero y que para lo único que sirve es para colocar a los amigos de los altos cargos de, en nuestro caso, la Generalitat. El País Valenciano ha sido durante décadas el paraíso de los casos de corrupción, de los sobornos, la mala gestión y de la desfachatez política descarada. Pero no todos los valencianos somos así. (No, por Dios). Sigue leyendo

Y llegaron Albert y Pablo…

Desde el domingo pasado los debates de atriles, pactos, platós y cronómetro pasaron a mejor vida. Puede que el programa que dio el pistoletazo de salida a esta nueva temporada de Salvados haya marcado el inicio de una precampaña que se atisba intensa, competitiva e interesante. Los candidatos a la Moncloa por parte de Ciudadanos y Podemos, Albert Rivera (alias “naranjito”) y Pablo Iglesias (también conocido como “coleta morada”), protagonizaron un debate/charla con un café con leche (que no fue ni ‘relaxing’ ni en la Plaza Mayor), en un bar de un barrio de Barcelona de la mano de Jordi Évole como moderador. Sigue leyendo