El fenómeno Carmena, ilustrado

Tal día como hoy, hace exactamente un año, nos encontrábamos en plena campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarían el 24 de mayo. Esta cita electoral iba a ser la primera en la que las fuerzas del cambio entrarían en las instituciones de nuestro país de una forma más o menos relevante. Una de las novedades a las que los ciudadanos nos enfrentamos aquel 24M fue unas nuevas formaciones políticas, que se presentaban a las elecciones municipales no como un sólo partido, sino como un conjunto de ellos bajo un mismo nombre. Las actualmente conocidas confluencias, que empezaron a aparecer de la mano de Podemos, IU y Equo (entre otros) el año pasado. Era una nueva fórmula electoral que, a muchos, nos tenía inquietos al no casar con los parámetros de los partidos tradicionales.

Ada Colau (Barcelona en Comú) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) en un acto onjunto en Madrid en 2015

Pero por aquellas fechas algunos estábamos más pendientes de lo que podía pasar en capitales como Madrid o Barcelona que en nuestra propia ciudad. Las últimas encuestas mostraban un hundimiento del PSOE en los dos consistorios, y un empate técnico entre Ahora Madrid y el PP, y Barcelona en Comú y Convergència. Los partidos que habían gobernado hasta ahora ambas ciudades estaban acechados por la nuevas formaciones. En Barcelona la confluencia tenía de candidata a Ada Colau, medianamente conocida por su labor en la PAH. Pero en Madrid las primarias de la formación de izquierdas dieron como ganadora a Manuela Carmena. Una exjuez, de edad avanzada, que prácticamente había aparecido de la nada. No era de ningún partido de la confluencia (ni lo sigue siendo). Se presentó como independiente, y se convirtió en candidata.

Aparentemente Manuela tenía el apoyo de muchos madrileños, pero partía con una desventaja en campaña respecto a su principal competidor: el Partido Popular de Esperanza Aguirre. El presupuesto. El PP optó por Aguirre pensando que, con su carisma, encandilaría a los ciudadanos descontentos con la gestión de Botella. Pero no fue del todo así. A pesar de que Ahora Madrid poseía presupuesto inferior, supo actuar y sacar una campaña impecable que consiguió que Manuela se convirtiera en alcaldesa. El PP pensó que, la personalidad introvertida y desapercibida de Carmena no llamaría la atención de los madrileños. Pero no tuvieron en cuenta un factor en el que los votantes de derechas no son tan activos: la participación espontánea. De forma totalmente involuntaria, en las redes se empezó a desarrollar una campaña de creativos e ilustradores en favor de la candidatura de Carmena. Los responsables de la campaña de Ahora Madrid no sabían exactamente qué estaba pasando. Ellos no pidieron a nadie que dibujaran ni diseñaran nada, fue todo de forma voluntaria y espontánea. Decenas de ilutraciones inundaron los muros de Facebook y las timelines de Twitter. Estaban consiguiendo lo que el PP no había conseguido con la foto de Aguirre abrazando a una inmigrante.

David-Angulo
David Angulo

Para poder difundir aún más estas iniciativas se creó un Tumblr que se fue acualizando con los nuevos diseños. “Es inédito porque es un colectivo al que muchas veces se ha acusado de ser individualista, de que hay muchos egos… La gente los ha dejado a un lado, muchas ilustraciones llegan sin firmar, no sabemos de quién son”, dijo en su momento una de las responsables de la campaña de Manuela. Como podemos leer en Yorokobu, los periodistas preguntaron a los artistas si no temían que su apoyo a esta candidatura pudiera pasarles factura, como les ocurrió a artistas y otros representantes del mundo de la cultura por su apoyo a Zapatero. Aquello no les preocupaba: “No estoy apoyando a un partido, estoy apoyando a una alcaldesa, algo local, pequeño. Quizá a nivel nacional vote otra cosa quién sabe”, dijo una de las participantes.

 

Juan Berrio
Juan Berrio

En definitiva, como todos sabemos Manuela ahora es alcaldesa de Madrid. No ganó las elecciones, pero se quedó a un concejal de hacerlo. El PSOE le dio su apoyo para convertirla en alcaldesa, y se convirtió en un fenómeno nacional. Campañas así demuestran que no siempre una planificación profesional de marketing es más efectiva que algo que surge de forma espontánea.

Libertad Suárez
Libertad Suárez

Artículos interesantes al respecto:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s