¿III República? De momento no, gracias.

El pasado jueves 14 de abril me encontré con una indecisión. Ir o no ir a la manifestación del Día de la República en la Puerta del Sol. Si al final decidía acudir, no iba a ir en calidad de manifestante. Únicamente de espectador curioso. Finalmente me decidí a coger el Cercanías y plantarme en Sol a las 7 y media de la tarde.

20160414_201519

Nunca he sido un republicano confeso, pero me parecía interesante observar la manifestación desde fuera, para ver qué se cocía allí. En todas las ciudades se convoca la típica manifestación pro-república todos los años. Pero tomando como ejemplo la terreta, en Alicante nunca se superan los 50 manifestantes. Y teniendo en cuenta que fue la última ciudad del bando republicano en resistir en la Guerra Civil, no me quiero imaginar en el resto de capitales de provincia. Éxito más que cuestionable. Con esa premisa fui a la manifestación con la idea de que la concentración de Madrid sería la más icónica y simbólica, la más multitudinaria y reivindicativa. Pero me llevé una sorpresa… las cosas no eran como pensaba.

Me dejó un poco descolocado la pancarta que portaba la cabeza de la manifestación, en la que se podía leer: “Por una República socialista y obrera”. Primera cosa que me chirriaba de aquello. ¿Una estructura de estado únicamente de izquierdas? ¿Y qué pasa con la gente de derechas? ¿Y la de centro (si es que existe)? Entiendo que el Gobierno pueda ser de una ideología política o de otra, pero una jefatura de Estado no debería de ser ideológica. Debería de ser totalmente transversal y neutral. Si uno de los papeles del jefe del Estado es la mediación entre las formaciones políticas, ¿de verdad creemos que un Presidente de la República española de izquierdas (socialista y obrero) mediará de forma correcta? No sería posible. Estamos en España, no en Suecia. Somos complicados de neutralizar.

Las pancartas pequeñas e individuales también fue una cosa que no me cuadraba. La gente de izquierdas siempre se jacta de ser progresistas, tolerantes y respetuosos (como si los de derechas no lo pudieran ser). Pero las frases del tipo: “Los Borbones a los tiburones” no son demasiado… ¿respetuosas y tolerantes? Veamos, invirtamos el sentido de la frase, y cambiemos la palabra Borbones por rojos: “Los rojos a los tiburones” A parte de no tener ni una pizca de rima, me resulta bastante fascista. ¿Qué sucede? ¿Un republicano puede llevar una pancarta con esta consigna y un fascista no? El odio por el odio.

Otras personas estaban allí en calidad de otra cosa. Había gente reclamando justicia por las víctimas franquistas, la búsqueda de los desaparecidos en las cunetas, y defendiendo la ley de memoria histórica. También había gente pidiendo un referéndum o una reforma de la Constitución (que creo que es inevitablemente necesaria). Estas personas son las culpables de dejarme con una sensación agridulce de la manifestación.

Mirad, varias personas me han preguntado al respecto, y parece que muchos no lo entienden. ¿Qué opino? ¿República sí o República no? Pues depende. Si hablamos de República en términos de elección democrática de nuestro jefe de Estado, sí. Soy republicano. O más bien, defiendo los valores democráticos que una república nos aportaría. Ahora, si hablamos de República como una estructura de estado de izquierdas, socialista, obrera, antimonárquica… no gracias. La actual Familia Real fue elegida por el malo malísimo Francisco Franco, sí. Pero os recuerdo que los españoles votaron a favor de una Constitución en el 78 que incluía la elección de los Borbones como jefes del Estado. Pero con esta monarquía parlamentaria (comprendida en el artículo 1.3 de la Constitución) vinieron mil cosas más que mejoró infinitamente la calidad política de nuestro país. Venían en el pack.

¿Necesitamos una reforma de la Constitución? Está claro que sí. ¿Que en dicha reforma se podría plantear cambiar nuestra estructura de estado? No te digo que no. Pero mientras el movimiento republicano siga teniendo los tintes que tiene hoy en día… De momento no, gracias. Reclamemos una elección democrática de nuestro jefe de Estado. Si queremos políticas de izquierdas, reclamémoslo en las urnas, pero las de elección de gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s