4 programas de radio indispensables

Puede que llegue un poco tarde, pero con el Día Mundial de la Radio en el horizonte (a mis espaldas) quiero escribiros sobre cuatro programas radiofónicos que sigo y que creo que al menos una vez en la vida una persona debe escuchar. En general, esto es un llamamiento al consumo de radio. No sólo de estos cuatro programas. Los medios convencionales, sobre todo la televisión, han desvirtuado la profesión del periodista y del comunicador (con claras excepciones). En un principio lo que nos quiere transmitir la imagen es más información, complementarla. Pero al final lo que hace el elemento visual es desinformar si se usa mal. No termino de asumir la espectacularización de la actualidad y la búsqueda contínua del morbo en su relación con el periodismo. La televisión hipnotiza y te invalida de hacer otras cosas si de verdad quieres estar atento al programa de turno (o al menos yo, que soy hombre). Pero la radio huye de todo esto. “La radio es un medio puro, sin filtros” decía hace poco un periodista que nos llevó a mi y a unos amigos de visita a RNE. Es un medio mucho más cercano que la televisión o la prensa. Empezando porque no hay distancias. En televisión, los platós encorsetan la información y la sensacionalizan hasta convertirla en ficción. La actualidad y los contenidos televisivos se alejan del espectador.

La radio es simplemente el sonido. La voz es, si no el que más, uno de los rasgos que definen a una persona. Esa persona que está en el estudio frente a un micrófono y parece que se meta en tu casa (incluso con el invitado), y te cuente lo que pasa como si estuviera sentado en el sofá de tu salón. Y también lo que requiere la radio (y no tiene la televisión) es el talento de transmitir aquello que no tiene imágenes, y que no necesita de ellas. Sigue leyendo

Anuncios