La generación huérfana

¿Qué joven se sienta todos los días de la semana a ver la noticias en la televisión? Ninguno. ¿A conciencia? Ninguno. O al menos pocos. Otra cosa es que de rebote lo veas porque tu padre o tu tía las pone a la hora de comer. Pero que seamos jóvenes no significa que no estemos interesados en estar informados sobre aquello que pasa en nuestro país y en el mundo en el que vivimos. Puede que nuestra fuente de información más consultada y más recurrente sean las redes sociales, que nos redirigen a diferentes medios escritos en la red. Pero no es una buena forma de informarnos. En las redes sociales encontramos demasiadas veces una noticia repetida y pocas veces algo que nos pueda interesar. Somos una generación huérfana de contenidos informativos en televisión. ¿Por qué? ¿Por estar enganchados a las redes las 24 horas del día y resultar más fácil informarnos de esta manera? No. O puede que en parte sí… Pero a lo que voy es que la culpa está en la mala calidad y deficiente orientación de los informativos de este país hacia una audiencia más joven e interesada en lo que le rodea. Mala calidad en contenidos e imagen. Ambos son importantes e imprescindibles para llevara cabo un buen producto televisivo que informe a la población, en este caso, más joven.

No nos identificamos con ninguna cadena generalista.

La 1 es la cadena de referencia de nuestros padres y abuelos. No digamos que no. Gobierne quien gobierne y sea quien sea el director de informativos ellos siempre la pondrán. Por tradición o porque está la primera. Pero, como todos sabemos, Televisión Española no está pasando por su mejor momento, ni por asomo. Las audiencias caen en picado y las críticas por la politización de las redacciones les caen del cielo. No hace falta ser un gran observador para llegar a la conclusión de que los informativos de la cadena pública son partidistas. Los periodistas que trabajan, o que al menos dan la cara, no son precisamente jóvenes y los gráficos que se utilizan en pantalla son demasiado simplones y con poca personalidad. Con esto no quiero decir que los periodistas veteranos sean retirados por decreto-ley. Precisamente ellos son los más necesarios en estos momentos para ayudar al periodismo a avanzar y a modernizarse, con su experiencia y sabiduría. Pero estos periodistas deben de tener una actitud joven y dinámica. No basta con poner a los presentadores de pie para que veamos que también andan. El tono y el rigor periodístico son clave. En este sentido TVE se ha ganado la fama de “televisión carca”. No innova. No se esfuerza por ampliar su rango de edad en audiencias. Se estanca. Cabe recordar que fue una cadena pública a la altura de la BBC, y ahora está a la cola en calidad y audiencias.

Si hablamos de privadas, hablamos primero de Antena 3. La falta de profundidad en los temas que tratan día a día y la corta duración de los informativos son sus dos pequeños defectos. Poco se interesan por asuntos de gran importancia. Y si lo hacen, dedican demasiado análisis al momento anecdótico o llamativo de la noticia. En este caso, los informativos de la primera cadena de Atresmedia se han ganado con el tiempo la etiqueta de “sensacionalistas”. La poca cobertura internacional es un aspecto que caracteriza a todos los informativos españoles (tema que se merece un post), y en especial a Antena 3. Clips de a penas 20 segundos describen un bombardeo en Siria. Lo único que aprueba esta segunda cadena es la imagen. Limpia, rápida, llamativa y sencilla.

foto-oficial-nueva-temporada-chiquitita-ofi

Telecinco habla demasiado de sucesos. Esto es así. Asesinatos, violencia machista, incendios en domicilios, y detenidos por la policía. Siempre intentan huir de esta fama, pero la realidad es la que es. Además, Telecinco no tiene demasiada buena imagen gracias a los programas que se producen en el seno de la cadena principal de Mediaset, y afecta a la confianza de los espectadores más jóvenes y críticos a la hora de ver sus noticias. LosInformativos Telecinco son las típicas noticias que se ponen de fondo en un bar (ahora podríamos entender las altas audiencias de Piqueras). La imagen audiovisual de sus informativos no es la óptima, y lleva siendo prácticamente la misma desde hace diez años. Tonos azules y un estilo muy americanizado, con pocas pantallas gigantes y fondos de la skyline de alguna ciudad.

1434561176_661923_1434561260_noticia_normal

Dejando atrás la primera división de los informativos (aquellos que acumulan más share y que se emiten a las 15:00 y a las 21:00, horarios de mayor audiencia), pasamos a la segunda. La hija pequeña de Mediaset, Cuatro, fue una gran referencia a nivel informativo al ser la televisión en abierto de Prisa y sucesora de Canal+. Muchos de los grandes periodistas que trabajaban en aquel momento en CNN+ se pasaron a Cuatro para poder cubrir la plantilla de periodistas de la joven cadena. Hoy por hoy, con la fusión de Telecinco y Cuatro, esta calidad informativa se ha rebajado en consideración. La decisión de Vasile fue fusionar las dos redacciones, creando una única producción informativa para Mediaset. Por lo tanto, son unos informativos con poca personalidad. Aquí también juega un papel importante la duración del programa. Deportes Cuatro se come a Noticias Cuatro. No da tiempo a desarrollar los temas tanto como gustaría.

Por último, la hermana de Antena 3, laSexta, sigue sin convencer. La duración y el horario son factores que juegan en contra de la cadena verde. Al Rojo Vivo acapara los quince primeros minutos del informativo, y laSexta Deportes deja al programa con apenas media hora de emisión. La imagen que proporciona laSexta Noticias es, a mi parecer, casi impecable. Colores identitarios de la cadena y gráficos sencillos y dinámicos. Las caras que solemos ver son jóvenes, y el predominio femenino es característico de esta edición de informativos. Aún así, en algunas ocasiones también resultan muy sensacionalistas y se centran en aspectos básicamente anecdóticos de un acontecimiento. En la fusión entre Antena 3 y laSexta se tuvo en consideración la línea editorial de la cadena pequeña. Siguen manteniendo una redacción propia (no como Mediaset) y siguen siendo igual de críticos con la clase política como antes, a pesar de que Antena 3 tenga una línea más conservadora. Es algo que se valora muy positivamente.

LaSextaNoticias

En definitiva, necesitamos unos informativos atractivos para la generación más joven. ¿Hay alternativas? Quizás una: La 2 Noticias. El componente cultural y social de este informativo puede que sea la clave para que nuestra generación huérfana, por fin, se sienta informada. Mara Torres es la presentadora y directora del programa informativo alternativo. Sus cualidades periodísticas son impecables e idóneas para dirigir un informativo como este. Pero, cómo no, encontramos inconvenientes. Su emisión es muy tarde, al filo de la media noche. Además, no tiene hora fija. Dependiendo de la hora de fin de emisión del programa anterior, se adelanta o se atrasa el programa de Mara Torres. La media hora que duran las noticias de La 2 no es suficiente. Falta contenido, y extensión de los reportajes. Pero conociendo el presupuesto que tienen estos tipos de programas, lo podemos entender. En cuanto a los gráficos, siguen la línea del servicio informativo de TVE. Habría que apostar por una imagen más independiente, más dinámica y menos cutre. Pero aún así, son unos informativos muy recomendables.

La-2-Noticias

El Intermedio puede que sea la opción real más óptima a la que podemos acudir para informarnos. La mezcla de humor y crítica política es lo que caracteriza al programa de Wyoming. Pero técnicamente no es un programa informativo, es cómico. No está atado al compromiso de informar sobre todo, ni de todo. Selecciona unos contenidos que dan juego al chiste y a la parodia. Si el programa de laSexta pudiera tratar más temas, sería la opción perfecta.

En definitiva, necesitamos unos informativos con los que nos sintamos identificados. Un programa cultural, preocupado por los problemas sociales y que sea crítico en el aspecto político. Estas son las características que un informativo debe acuñar para seducir a una generación que no tiene con qué informarse en la televisión. No sólo vemos series. También queremos informarnos, para tener una conciencia crítica y conocedora de la realidad social que vivimos.

[Publicado originalmente en Off The Record TV]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s